Asia

Viaje al corazón de la India, con Ángel López Soto

By on 9 febrero, 2017

Os proponemos una aventura fascinante: descubrir esa otra India, la que no sale en los folletos turísticos. La India de la Fundación Vicente Ferrer, en donde pasaremos varios días compartiendo sus proyectos. La de los tibetanos en el exilio y la de las pequeñas aldeas agrícolas del sur. Será de la mano del fotoperiodista Ángel López Soto. Él mismo nos cuenta los detalles de esta increíble propuesta:

“India, ¿por qué India? Muchas veces me he preguntado porque este país ejerce esa atracción sobre mi, una especie de embrujo que me llevó a visitarla ya una treintena de veces. Serán sus ciudades de proporciones gigantescas, desiertos, selvas o montañas que rasgan el cielo. O los trenes que surcan el subcontinente desde que los implantaran los ingleses trazando lo que fue la línea férrea más extensa del planeta. La he recorrido de todas las maneras y siempre quiero volver a ese país enorme para el que necesitarías muchas vidas para conocerlo del todo. A menos que mueras en Varanasi y vayas directamente al nirvana sin necesidad de reencarnarte más. ¿Será el nirvana más interesante que la India?

En uno de los viajes que hice con Dominique Lapierre me dijo: “India es una caja de Pandora, cada vez que la abres aparece una sorpresa”. Y lo decía alguien que llevaba más de 60 años recorriéndola.

Esta aventura que propongo con El País Viajes comienza en la sede que la Fundación Vicente Ferrer tiene en Anantapur, lugar elegido por Ferrer cuando aún era jesuita y pidió ser destinado a los parajes más pobres de la India. Ha pasado el tiempo, Ferrer dejó esta tierra , pero su proyecto sigue adelante de forma admirable al timón de Anna Ferrer, su esposa, y Moncho, el hijo de ambos. Su trabajo incide directamente sobre tres millones de personas, la mayoría de castas bajas, gente humilde, marginada y sin acceso a los bienes más básicos: la educación, la sanidad, el agua…

Los primeros días de este viaje residiremos en la sede de la fundación. Dormiremos y comeremos allí y serán ellos quienes nos llevarán a conocer muchos de sus proyectos, diseminados a lo largo del estado.

He estado varias veces allí desde que coincidí con Moncho Ferrer en el estado de Gujarat , cuando éste fue devastado por un terremoto. Pese a vivir a 1.400 km de distancia, Moncho y los suyos llevaron hasta allí alimentos, cemento, maquinaria e ingenieros para reconstruir a lo largo de varios meses una de las zonas más castigadas por el seísmo.

Regresé después con Lola Huete Machado, periodista de EL PAÍS, para hacer el reportaje Los ingenieros intocables Made in India. Y más tarde, con el escritor Manuel Rivas para plasmar en el libro ‘Rumbo a las estrellas, con dificultades’ las historias de esos náufragos y de gente que vivió junto a Vicente Ferrer, en un acercamiento a su figura desconocido hasta entonces.

Nuestro recorrido continuará a la ciudad de Bangalore. También visitaremos las colinas Chamundi Hills y el templo Chamundeshwari (siglo XII) que cuenta con 1.008 antiguos escalones que conducen a la cumbre. Los dos días siguientes los dedicaremos a visitar los monasterios y poblados tibetanos más grandes de esta cultura en el exilio indio, situados en las tierras que el primer ministro Nehru cedió al Dalái Lama y a los miles de tibetanos que siguieron a su líder hacia el exilio una vez consumada la invasión china del Tíbet.

Visitaremos los asentamientos tibetanos localizados en Hunsur Taluk, de Karnataka. Un total de 16 pueblos de unas 40 familias cada uno. En el décimo día de nuestro viaje nos adentraremos en el Dubare Elephant Camp, donde no solo observaremos a los elefantes, sino que aprenderemos de ellos. Un experto naturalista nos explicará los diversos aspectos de la vida de estos paquidermos y podremos participar en el lavado de estos sagrados animales.

Pero ¿se puede viajar a India sin hacer un recorrido en tren? Definitivamente no. ¡Cómo perderse esas estaciones de tren con sus coolies (porteadores de equipajes) vestidos de rojo cargando sobre sus cabezas todo nuestro equipaje y esperando hasta que llegue el tren para depositar las maletas en nuestros correspondientes compartimentos a cambio de unas monedas!

Temprano por la mañana cogeremos el tren en Calicut para alcanzar los remansos del río al sur de Alleppey, nuestro destino, en donde nos alojaremos en un house boat (casa barco), en el que pasaremos dos noches y recorreremos entre la jungla y los arrozales los backwaters (canales de Kerala). Ningún lugar en el mundo ha sido bendecido con esta belleza, tal vez por ello la llaman ”El país de Dios”.

Veremos la vida de esta India del sur, aproximándonos lentamente a través de pequeñas granjas y pueblos, antiguos templos e iglesias, desembarcando en algunas ocasiones en la costa. Estos caminos laberínticos de agua han servido como una vía de comunicación desde tiempos inmemoriales y han permitido que la vida en estos pequeños poblados apenas ha cambiado en siglos. Durante la travesía podremos observar la forma de vida del lugar a través de la piscicultura y el aprovechamiento de la tierra, la extracción de la savia del pino para la producción de vino de palma o toddy.

En la mañana del decimotercer día nos dirigiremos a Cochin, la última etapa de nuestro viaje en la ciudad con el mayor puerto del sudeste de la India, la reina del mar Arábigo. Un broche de oro a nuestras dos semanas viajeras.

Si tú también quieres formar parte de esta inolvidable experiencia, puedes reservar tu plaza rellenando el formulario de inscripción en nuestra web.

TAG
POST RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO