Asia

Descubre el Mekong con Paco Nadal

By on 21 marzo, 2018

“El Mekong no es solo el duodécimo cauce más largo del mundo y tercero del sudeste asiático. Es un venerable curso líquido en torno al que han crecido algunas de las civilizaciones más fastuosas de la Antigüedad”, asegura Paco Nadal, nuestro periodista de viajes de cabecera, que en julio acompañará a un grupo El País Viajes en una aventura única: recorrer la cuenca del río Mekong desde Laos hasta su desembocadura. Él mismo nos explica el porqué de la fascinación que le produce este gran cauce:

“Un río no tiene edad. En esto radica su hechizo. Posee otros parámetros mensurables, sí, como longitud y caudal, nacimiento y desembocadura, pero el fluir de sus aguas es como un bucle, una cinta sinfín junto a la que nacen, crecen, se reproducen y mueren culturas, civilizaciones, cultivos, ciudades, imperios, templos y gentes anónimas. Y mientras esto sucede, el río, el mismo río, siempre igual pero siempre distinto, sigue fluyendo sin que nadie pueda aventurar cuando empezó a trasladar agua y cuando terminará de hacerlo. ¿Qué edad tendría el Mekong si fuera medible? ¿La de los templos de Angkor? ¿La de los arrozales que brotan en cada palmo de terreno libre en la época de lluvias? ¿La de la tradición china?

Descubrí este gran río hace muchos años, mientras rodaba un documental para un famosos programa de televisión. Me fascinó tanto el río como la intensa vida que brotaba a su alrededor.

El río Mekong nace en el Tibet, al pie del Himalaya, y recorre cerca de 4.900 kilómetros a través del propio Tibet, China, Myanmar (Birmania), Tailandia, Laos, Camboya y Vietnam, donde se mezcla con las aguas saladas del Mar de la China Meridional, formando antes uno de los mayores deltas del mundo. Su cuenca tiene la extensión de Francia y Alemania juntas y se calcula que el 80% de la población que en ella vive depende de la pesca y la agricultura de ribera para su subsistencia. El arroz que se produce en la cuenca del Mekong sería suficiente para alimentar anualmente a 300 millones de personas.

Para los tibetanos es Dza Chu, el “agua que nace de los peñascos”; para los chinos, es el Lancang Jiang, el “río turbulento”. Tras lamer la frontera birmana, el río gira al este y se interna en Laos, donde se le conoce como Mae Nam Kong, la “Madre de todas las aguas”, el nombre más poético y sugerente de todos. Con el seguirá casi mil kilómetros más, hasta que al entrar en tierras de Camboya se le rebautizará otra vez como Tonle Thom, el “gran río”, para volver a cambiar de nuevo el topónimo al cruzar la frontera vietnamita y aproximarse a su final. Allí el río se desgaja en mil canales que irrigan el delta y se le conoce como Cuu Long, el río de los Nueve Dragones. Un gran río, seis formas de referirse a él.

Este itinerario que he preparado para El País Viajes reproduce aquel viaje que hice para la televisión. Os propongo seguir el curso de este gran río asiático a través de Laos, Camboya y Vietnam en un viaje fabuloso y único que nos llevará a descubrir ruinas arqueológicas y templos increíbles como los de Angkor o Sambor, paisajes de arrozales que parecen sacados de una novela de Marguerite Duras y ciudades vivas y llenas de singularidades como Luang Prabang, Vientianne o la antigua Saigón. Terminaremos viaje en el famoso delta del Mekong, donde más que nunca el gran Mae Nam Kong, la madre de todas las aguas, se convierte en “generador de vida”. 

El viaje “Laos, Camboya y Vietnam a través del Mekong”, de El País Viajes y B the travel brand, sale el 7 de julio. Disponibles las últimas plazas. Tienes toda la información, precios y registro de inscripción en nuestra web.

TAG
POST RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO